Más de 2 mil millones de personas en el mundo tienen caries:  conoce cómo identificarlas y consejos para prevenirlas

0 0
Read Time:5 Minute, 32 Second

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), a pesar que la mayoría de las enfermedades bucodentales se pueden prevenir, terminan siendo una carga importante para el sector de salud de varios países porque afectan a las personas durante toda su vida. 

El pasado 14 de octubre se celebró el Día Mundial por el Futuro Libre de Caries, que busca que las personas tengan conciencia que la caries son una enfermedad prevalente en gran parte de la población mundial, y que si no se toman las medidas necesarias se pueden generar cavidades dentales y problemas mayores de salud bucal.

De acuerdo a datos publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre estimaciones del estudio sobre la carga mundial de morbilidad 2019 (Global Burden of Disease Study), cerca de dos mil millones de personas a nivel mundial tienen caries en dientes permanentes, y alrededor de 520 millones de niños sufren de caries en los dientes de leche.

Pero ¿Qué es la caries y cómo influye en nuestro cuerpo? La enfermedad de caries es un proceso complejo, dinámico, crónico y multifactorial, determinado por factores biológicos, conductuales, psicosociales y ambientales. En resumen, se produce por una sinergia de factores, favoreciendo un estado de desbalance del equilibrio bacteriano en la boca, por lo que el control de la enfermedad se orienta a la recuperación del balance, apuntando hacia las terapias no invasivas y mínimamente invasivas. 

La doctora Mirella Biggini, directora del Programa de Especialidad en Odontopediatría de la Universidad Finis Terrae, explica que todos los microorganismos que existen en nuestro cuerpo cumplen una función en nuestro estado de salud general, “por lo que cualquier alteración en su convivencia puede traducirse en enfermedad, no solo a nivel de nuestra cavidad oral, sino que en todo el cuerpo”. 

“Como consecuencia de lo anterior, ocurre la aparición de las llamadas lesiones de caries, que representan el signo clínico de la enfermedad, en las estructuras dentarias. Para que estas se formen debe existir un desequilibrio que incline la balanza hacia los procesos de desmineralización, regulados y favorecidos por factores de riesgo, tales como la acumulación de placa bacteriana visible, las alteraciones en el flujo salival, los surcos y fisuras profundas y la dieta cariogénica, rica en hidratos de carbono refinados o azúcar libre”.

 

¿Cómo saber si se trata de caries?

La Dra. Biggini, además de especialista en Odontopediatría es experta en cariología y destaca siempre en sus pacientes, así como en sus estudiantes de la Facultad de Odontología de la Universidad Finis Terrae, la importancia de una alimentación balanceada en conjunto con buenos hábitos de higiene dental, para evitar la aparición de la enfermedad de caries. 

Una de las dudas más frecuentes en la población general es cómo identificar la caries, a lo que la académica responde que se pueden observar “como manchas blancas opacas en los surcos de las muelas, en el esmalte vecino al borde de la encía, y en las caras entre medio de un diente y otro, todos ellos, lugares donde suele acumularse más placa bacteriana y donde se dificulta la higiene correcta. La enfermedad de la caries comienza mucho antes de que se pueda observar una cavidad en la estructura dentaria”. 

Por su parte, el Dr. Felipe Garfias, académico de Odontología de la Finis Terrae y Especialista en Radiología Oral y Maxilofacial opina que “pese a los avances tecnológicos, durante la evaluación clínica del paciente seguimos diagnosticando la lesión de caries con visión directa la mayoría de las veces y frente a esto se vuelve fundamental el apoyo por exámenes imagenológicos, siendo el gold standard la radiografía aleta mordida o “bitewing” para detectar lesiones interproximales, que se encuentran entre los dientes, buscando signos de desmineralización que evidencian y guíen el diagnóstico”. 

El Dr. Garfias añade que aún utilizando la tecnología es muy importante el control periódico con el odontólogo, porque “la radiografía puede subestimar la profundidad de las lesiones de caries, especialmente en aquellas incipientes, que requieren al menos de un 30% de pérdida de minerales para poder observarlas, lo cual fundamenta los controles periódicos”.

 

¿Se puede prevenir la enfermedad de caries?

 La Dra. Biggini señala que en realidad se puede controlar la enfermedad de caries y prevenir la aparición de las lesiones de caries si se inculcan buenos hábitos de alimentación e higiene dental desde la primera infancia: “En nuestro programa de Especialidad en Odontopediatría destaca el enfoque centrado en el paciente y su entorno familiar, con una orientación especial hacia el control del medio bucal, enfatizando una enseñanza de técnica de cepillado individualizada para el control de placa bacteriana y un asesoramiento dietético, que prioriza el control del consumo de azúcar libre y los momentos de ingesta de esta, entre las comidas principales”. 

Con respecto a la dieta “recomendamos que el primer acercamiento al sabor dulce en las niñas y niños, sea por medio de frutas enteras y ojalá no en formato de jugos ya que pierden su fibra y propiedades. Así mismo, lo ideal es que niños menores de 2 años, no tengan consumo de azúcar libre, definida como toda aquella que agregamos a las comidas o postres, incluidos los jarabes de frutas y la miel”. 

La especialista en Odontopediatría expone que en Chile “se consume en promedio 3 veces más cantidad de azúcar que la recomendada por la Organización Mundial de la Salud. Si consideramos que para los adultos lo ideal es no superar los 25 gr. al día y para los niños los 10 gr. al día, podremos evidenciar la cantidad de azúcar “oculta” en los alimentos que consumimos, la cual nos lleva a superar con creces estas cantidades, por ejemplo 30 gr de cereales azucarados, contienen 9 a 12 gr de azúcar. Una cajita de leche con chocolate (colación 200ml) tiene 15 a 23 gr de azúcar y un yogurt batido con frutas (165 gr. 1 envase) 29,7 gr azúcar total”. 

Continúa declarando que “si ponemos atención en la cantidad de azúcar que consumimos, probablemente nos motivaría a cambiar drásticamente la elección de alimentos que compramos y quizás disminuiría la prevalencia de la enfermedad de caries que sigue siendo de más del 90% de la población adulta mundial, a pesar de todas las medidas de salud pública que se han implementado en las últimas décadas”. 

La principal recomendación para prevenir y controlar la caries es mantener controles periódicos con el odontólogo, ojalá cada 6 meses, realizar una higiene bucal correcta, con pasta dental fluorada según la edad, al menos 2 veces al día, con uso de seda dental nocturna y preocuparnos por mantener una dieta saludable con bajo consumo de azúcar libre o hidratos de carbono procesados.

Happy
Happy
0 %
Sad
Sad
0 %
Excited
Excited
0 %
Sleepy
Sleepy
0 %
Angry
Angry
0 %
Surprise
Surprise
0 %

Prensa Portal Metropolitano

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Navega por melancólicos mares con el nuevo EP de Los Furtivos Gnomos

Lun Oct 24 , 2022
La musicalización de “El Libro Agua” es una experiencia ambiental atrapante. Si bien Los Furtivos Gnomos conservan las guitarras y voces indie folk expuestas en su EP anterior “Cuentos del Nuevo Jardín” (2020), en este nuevo lanzamiento exploran una síntesis de sonidos que hacen referencia a la música de videojuegos de la era […]

Puede que te guste